Logo Observatorio CUD
  • ES
  • · En
Logo Observatorio CUD
Observatorio de la Cooperación Universitaria al Desarrollo

Informe sobre la Cooperación Universitaria al Desarrollo 2015

La cooperación universitaria al desarrollo desciende ligeramente en 2015, pero se mantienen dentro de las previsiones anuales; del mismo modo la CUD se consolida como técnica, y se concentra en regiones y sectores prioritarios para la cooperación española.

ÍNDICE

1. RESUMEN EJECUTIVO

2. INTRODUCCIÓN

3. DISTRIBUCIÓN DE LOS DESEMBOLSOS CUD EN 2015

3.1. Instrumentos

3.2. Tipos de acción CUD más habituales

3.3. Regiones

3.4.Sectores

3.5.Orientaciones por marcadores

4. CONCLUSIONES

Ver informe en pdf


 

  • La financiación de las actividades de CUD en 2015 ha supuesto un total de 9.820.141 €, cifra que representa una disminución del 0,06% respecto al año anterior; la aportación de las universidades públicas ha descendido en 685.460 € (casi un 7% respecto al año anterior), mientras que la de las universidades privadas ha aumentado casi un 6%. La Ayuda Oficial al Desarrollo universitaria supone el 0,57% del total de la AOD española en 2015 y un 1,52% de la AOD bilateral.

  • La CUD en 2015 fue totalmente bilateral y casi en su totalidad canalizada por las propias universidades[1].

  • Si se categoriza la financiación total de la CUD según los instrumentos del Comité de Ayuda al Desarrollo de la OCDE (CAD), el reparto de fondos de 2015 ha sido el siguiente: G01- Gastos Administrativos (33%), C01 – Proyecto (24%), E01- Becas para estudiantes de PVD en el país donante (14%), D01- Asistencias Técnicas (7%), E02 – Costes imputados a estudiantes (7%), D03 – Becas para estudiantes en Países en Vías de Desarrollo (PVD) (6%), H01 – Sensibilización (6%), y D02 – Otras asistencias técnicas (3%).

  • La CUD en 2015 destina el 41% de sus fondos a países de asociación de la cooperación española; el 44% del total de los fondos CUD a países de renta media (un 27% a países de renta media alta, y un 17% a países de renta media baja), mientras que solo el 13% se orienta a los países menos adelantados. Las intervenciones realizadas en América del Sur suponen un 19% de la CUD (priman las becas para estudiantes de PVD, los proyectos y las becas para españoles en PVD),  en América del Norte Central y Caribe (15% de la CUD) los instrumentos más habituales son los proyectos seguidos de las becas para estudiantes de PVD en España),  en África Subsahariana (12%) se realizan sobre todo proyectos, en el  Norte de África (5%) destacan las becas de estudiantes de PVD en España.

  • Respecto a los sectores, más del 40% de los fondos CUD se reservan a Servicios Sociales Básicos (Sector CAD 100) especialmente a educación, y en segundo lugar, salud. Además más del 44% de la CUD se destina en 2015 a actividades relacionadas directamente con la investigación o la formación.

  • Los sectores de cooperación propiamente dichos ocupan un 59% de los fondos CUD en 2015, un 33% los gastos administrativos, 7% la sensibilización, y tan solo un 1%, la ayuda humanitaria y de emergencia. 

  • Este informe ha sido elaborado por el Observatorio de la Cooperación Universitaria al Desarrollo (OCUD) con la revisión del Grupo de Trabajo de Cooperación de la Comisión sectorial Crue Internacionalización y Cooperación. Han participado en la elaboración y revisión de este informe: Ángel Gil, Nuria Castejón, Guillermo Palao, Pastora Martínez y Jorge Solana.

Volver arriba

 


 1. INTRODUCCIÓN

La Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD)[3] de las universidades españolas en 2015 ha supuesto 9.338.482 €, lo que supone una disminución de 685.460,23 € respecto al año anterior y un 0’57% del total de la AOD española en 2015; por su parte, la aportación de las universidades privadas asciende a 324.571,53 €, lo que supone 17.307,37 € euros más que en 2014. En total La CUD ha disminuido un 0,06% respecto al año anterior.  Esto implica que casi el 97% de los fondos destinados por las universidades al desarrollo fueron públicos (9.188.482€) y el 3% restantes fueron recursos privados. 

Por otra parte, cabe mencionar que han respondido a la encuesta en 2015 un total de 52 universidades, 45 públicas (3 menos que el año anterior) y 7 privadas (3 más que en 2014).

Tabla 1: Progresión en el seguimiento de los desembolsos CUD 2006-2015

Ilustración 1- Evolución de la CUD 2006-2015

Informe 2015_Evolución Desembolsos

Ilustración 2: Evolución 2006-2015 de universidades públicas que reportan datos y AOD reportada (en millones de euros)

Informe 2015_Imagen1

Como se puede observar en la ilustración 2, la línea del número de universidades que reportan en la encuesta crece hasta que prácticamente llega a las 50 (el total de las universidades públicas), mientras que la cantidad reportada va aumentando hasta 2011, y a partir de entonces vuelve a retroceder. El retraimiento de la AOD universitaria llega con 4 años de retraso respecto al resto de los actores, como se ve en la ilustración 3, y en todo caso, los recortes no son tan pronunciados como para el resto de los actores. 

Ilustración 3: Evolución porcentual de los desembolsos AOD de todos los agentes entre 2008 y 2015 (año de referencia 2008)

Informe 2015_Evolución Agentes

Ilustración 4: Evolución 2010-2015 de universidades privadas que reportan datos y ayuda reportada (en millones de euros)

Informe 2015_Imagen2

Dado que a esta encuesta contestan tanto universidades públicas como privadas desde 2010, en adelante se tomará el dato agregado de la CUD (AOD + No AOD). Por otra parte, y como se ha mencionado en la presentación, este informe hace referencia solo a la financiación en 2015 de las universidades españolas en actividades de cooperación universitaria al desarrollo; esto es, no se incluyen los fondos provenientes de otros agentes, que se integrarían como cofinanciaciones.

Un dato interesante que se repite anualmente es la desviación que existe entre la universidad que más fondos aporta y la que menos, algo similar ocurre con el número de intervenciones reportadas. Así, solo tres universidades reportan más de 100 intervenciones[4] (la UPM, la UV y la UGR)  mientras que hasta 25 centros desarrollaron menos de 10 intervenciones CUD en 2015. En el caso de los fondos dedicados a CUD, solo dos universidades desembolsaron más de 1 millón de euros (la UGR y la UV) mientras que 26 centros reportaron menos de 100 mil euros en intervenciones CUD y 5 menos de 10 mil euros (ver tabla 2).

Tabla 2: Relación de universidades que reportaron en 2015: nº de intervenciones y desembolsado total

Volver arriba

2. DISTRIBUCIÓN DE LOS DESEMBOLSOS CUD EN 2015

Existe un consenso sobre cómo clasificar las acciones de Cooperación Universitaria al Desarrollo más comunes en función de las categorías del CAD[5] en lo relativo a sectores, instrumentos y países. En todos los casos, nos estamos refiriendo a intervenciones directamente relacionadas con el desarrollo humano y sostenible. Esta clasificación se puede consultar en la Tabla 3. Clasificación de las acciones CUD más habituales.

2.1. Instrumentos

En 2015 la totalidad de la cooperación universitaria al desarrollo (universidades públicas y privadas) fue bilateral[6] y el 93% de la ayuda se canalizó a través de las propias universidades (públicas o privadas).

La bilateralidad es un rasgo casi definitorio de la CUD (pocas acciones son multibilaterales (ninguna en 2015), y no hay compromisos con organismos multilaterales de desarrollo. La CUD representa un 1,52% en la AOD bilateral española  en 2015, mientras que solo es el 0,57% del total de la AOD de España.

Como se ha visto más arriba, las acciones CUD más habituales se ciñen a 9 instrumentos principalmente, encuadrados en la cooperación técnica y en otros recursos (tipos de ayuda). A continuación, se presenta la distribución de la ayuda universitaria según la clasificación por instrumentos del CAD, comparando los datos de 2015 con los de 2014 y 2013 para apreciar la variación que ha supuesto el cambio de criterio en el reporte de las acciones de formación explicada más adelante.

Tabla 4: Distribución de la ayuda por instrumentos

Ilustración 4- Distribución de la CUD 2015 por instrumentos CAD (en millones de euros)

Infrome 2015_Distribución CUD por instrumentos

En el siguiente gráfico interactivo, se puede ver la distribución de la CUD por centros e instrumentos. Informe 2015_Gráfico Instrumentos

 

En un rango temporal más amplio (2009-2015) podemos ver cuál es el peso específico de cada instrumento utilizado en la CUD y su evolución respecto a los demás a lo largo de los años (ilustración 5).  En ella se puede  observar que el esfuerzo realizado en programas propios de becas para estudiantes españoles en PVD, convocatorias para proyectos o asistencias técnicas, becas para estudiantes de PVD e incluso los gastos administrativos, se mantiene bastante uniforme a pesar de la reducción en los presupuestos CUD de los últimos años.

El capítulo de gastos administrativos parece muy elevado, sin embargo lleva a la conclusión de que la universidad es más un actor en el desarrollo que gestiona fondos propios y ajenos, más que un mero financiador. En 2015 no se han facilitado datos sobre cofinanciaciones, pero sí en años anteriores; por ejemplo, en el año 2014 el 76% de los fondos para el desarrollo gestionados por la universidad española en ese año provenían de cofinanciaciones, lo que implica que el peso real de los gastos administrativos (sumando financiación propia y cofinanciación), fue del 7% en vez del 34% del total de la CUD.

Como también se indicaba en el informe 2014, la disminución entre 2013 y 2014 de más de 6 puntos en los desembolsos dedicados a “Otras asistencias técnicas” se debía a que este instrumento engloba la práctica totalidad de las acciones formativas desarrolladas en España, en tanto que no puede computarse la valorización de intervenciones de formación desarrolladas en España, tal y como se explica en la nota al pie 8 de este mismo documento.

Ilustración 5: Evolución 2009-2015 del gasto CUD por instrumentos (en millones de euros)

Informe 2015_Imagen3

Volver arriba

2.2. Tipos de acción CUD más habituales

Como se ha indicado más arriba, existe una correlación entre las clasificaciones del CAD y los tipos de acción CUD más habituales, lo que nos permite afinar más el análisis sobre los datos.

Tabla 5. Desembolsos en 2015 por tipo de acción CUD

Ilustración 6: Gasto CUD por instrumentos 2015(en millones de euros)

Informe 2015_Distribución CUD por tipo de acción

Cruzando los datos de los tipos de acción CUD puede observar que las becas (tanto para estudiantes de PVD en España como para españoles en PVD) se orientan a países de renta media alta, y que los proyecto (tanto los de cooperación universitaria como los que no lo son) están más orientados a países menos adelantados o de renta baja. 

Tabla 6. Desembolsos en 2015 por tipo de acción CUD y nivel de renta

A continuación se analizan los datos en función de los tipos de acción CUD más habituales. Se exceptúan los gastos administrativos, ya que no hay diferencia con el instrumento CAD arriba explicado.

 

2.2.1. Proyectos

EJEMPLO DE PROYECTO: CONSOLIDACIÓN Y FORTALECIMIENTO DEL LABORATORIO HISPANO-MARROQUÍ DE EMPRENDIMIENTO SOCIAL 
EJEMPLO DE PROYECTO DE COOPERACIÓN UNIVERSITARIA: PROYECTO DE CONSOLIDACIÓN DE DOCTORADO EN CIENCIAS AGRARIAS 

Este año el informe diferencia entre proyectos de cooperación interuniversitaria y fortalecimiento institucional de instituciones de educación superior, de otros proyectos con contrapartes no universitarias. Los proyectos de cooperación interuniversitaria supusieron un 7,65% del total de la CUD, mientras que se dedicó el 18,56% de los fondos a otros proyectos.

  • Como es habitual, existe una alta concentración geográfica por tipos de acción CUD. Así, el 82% de los fondos dedicados a proyectos de cooperación interuniversitaria y el 58% de los dedicados a otros proyectos se concentran en 10 países. 
  • 10 países principales en proyectos de cooperación interuniversitaria: Guinea Ecuatorial, Mozambique, China, Nicaragua, Colombia, Cuba, Paraguay, Ecuador, Perú y América Central y Caribe No Especificados.
  • 10 países principales en otros proyectos CUD: República Dominicana, Bolivia, Togo, Cuba, Marruecos, Sáhara Occidental, Perú, Senegal, Haití y Guatemala.
  • Es interesante señalar que el 74% de los fondos dedicados a proyectos de cooperación interuniversitaria, así como el 71% de los dedicados a otros proyectos, se destinaron a países de asociación. Asimismo, se puede observar que estos fondos se dividen casi a partes iguales entre países de renta media alta, de renta media baja y países menos adelantados (tabla 6).
  • De hecho, se puede observar que hay universidades cuyo esfuerzo individual en este tipo de acciones es superior a la media: 

    En proyectos de cooperación interuniversitaria, la UNED dedica el 97% de sus fondos , la Universidad de Zaragoza el 51%, la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria el 22%, la Universidad del País Vasco el 21%, la Universidad Carlos III de Madrid el 19%, o la Complutense de Madrid el 14%.

    Respecto a otro tipo de proyectos, la Universidad de Sevilla dedica a proyectos el 52% de su ayuda, Girona el 46%, la Politècnica de Catalunya el 37%, la Rey Juan Carlos de Madid el 29%, las Palmas de Gran Canaria el 21%, la Miguel Hernández el 20% o Granada y la Complutense  el 19%.

En las tablas 7, 8 y 9 se pueden ver los detalles.

 

2.2.3. Programas de becas para estudiantes de PVD

EJEMPLO DE BECAS ESTUDIANTES PVD: BECAS PARA CURSAR ESTUDIOS DE GRADO EN ADMINISTRACION Y DIRECCION DE EMPRESAS

 

Cerca de dos millones de euros de los fondos CUD se destinaron a programas de becas para estudiantes o investigadores de países en desarrollo, más del 20 % del total. Se trata de programas de ayudas y becas para que estudiantes de países en vías de desarrollo continúen su formación en instituciones de educación superior cursando estudios o cursos de formación en España. Esta clasificación CUD responde a los instrumentos E01 – Becas en el país donante y E02- Costes imputados a estudiantes (en general corresponde a pagos de tasas de matrícula[7]).

  • Casi el 67% de los recursos CUD dedicados a estas becas se destinaron a 10 países: Colombia, Marruecos, Argentina, México, Ecuador, Cuba, Guinea Ecuatorial, República Dominicana, Perú, y países de América del Sur sin especificar.  
  • Además el 61% de los fondos fueron dedicados a estudiantes prevenientes de países de asociación.
  • Por otra parte, la gran mayoría de los fondos destinados a becar a estudiantes de PVD (el 84%) fueron a parar a países de renta media.
  • La Universidad de Deusto consagró el total de su ayuda al desarrollo a este instrumento en concreto, la Universidad Internacional de Andalucía, el 94%, la Universidad de La Rioja el  83%, la Universidad de Jaén el 81%, y la Universidad de Málaga el 78% de sus fondos de desarrollo en 2015.
  • Las universidades de Valencia, Granada, Girona, Internacional de Andalucía y Deusto son las que destinaron más fondos a becas para que estudiantes de PVD pudieran completar su formación en España.

Ver tablas 10 y 11

2.2.4. Programas de becas para estudiantes en PVD

EJEMPLO DE BECAS PARA ESTUDIANTES EN PVD: CONVOCATORIA DE AYUDAS A MOVILIDAD PARA REALIZAR PRÁCTICAS O TFM EN PVD

 

Gracias a estos programas, universitarios españoles pueden desarrollar parte de sus estudios (teóricos o prácticos) en países en desarrollo, profundizando no solo en su aprendizaje académico sino también conociendo otras realidades diferentes a la propia.

Un total de 21 universidades españolas ofrecen este tipo de programas, con un desembolso conjunto de casi 600 mil euros, y un esfuerzo relativo del 6,25% del total de la CUD en 2015. El 89% de estos fondos se destinan a países de renta media y el 80,46% a países de asociación (tabla 6).

  • Los 10 países que más fondos reciben a través de estos programas son: Perú, Ecuador, Guatemala, República Dominicana,  Nicaragua, El Salvador, Bolivia, Argentina, Paraguay y Chile. Solo estos países reciben casi el 70% de los fondos dedicados a este instrumento.
  • La Universitat Politècnica de Valencia, la Politécnica de Madrid, la de Illes Balears y la de Sevilla, son los centros que más fondos destinan a estos programas, aunque son otras las que hacen un mayor esfuerzo en este instrumento respecto al total de la ayuda desembolsada; es el caso de la Universidade da Coruña, que destina el 74% de su ayuda al desarrollo a becar a sus estudiantes para que realicen parte de sus estudios en pvd, la Universitat de les Illes Balears con un 45%, la Universidad Pública de Navarra con un 42%, en la Universitat Politècnica de València este instrumento supone el 33% de su ayuda, el 31% en la Universidad de Burgos, 25% en la Universidad del País Vasco, el 18% en las universidades de Sevilla y Zaragoza , y el 17% en la Politécnica de Madrid.

En las tablas 12 y 13 se puede observar esta información con detalle.

2.2.5. Actividades de Sensibilización y Educación para el Desarrollo        

EJEMPLO DE ACCIÓN DE SENSIBILIZACIÓN: VIDEOFORUM SOBRE LA INFANCIA EN EL CAMPAMENTOS DE REFUGIADOS SAHARAUIS

 

Las jornadas, cursos específicos sin carga crediticia, premios, publicaciones, y otras acciones de divulgación y movilización relacionadas con temáticas de la cooperación al desarrollo son computables como ayuda al desarrollo y se clasifican bajo el instrumento sensibilización.  En 2015,  se destinó el 6,17% de la ayuda a intervenciones de sensibilización. La práctica totalidad de las acciones de sensibilización se desarrollan en las propias universidades españolas.

Las universidades que más esfuerzo realizaron en acciones de sensibilización en proporción con su ayuda total fuero la Universidad de Valladolid el 50%, la  Universitat de les Illes Balears el 23%, la Universidad de Córdoba el 22%, o la Universitat Jaume I de Castelló el 18%.

2.2.6. Investigaciones

EJEMPLO DE INVESTIGACIÓN: INVESTIGACIÓN DE ENFERMEDADES ZOONÓTICAS EN LAS COMUNIDADES RURALES DE UGANDA

 

La investigación es una de las funciones esenciales de la universidad, y como es lógico, muchas de las intervenciones CUD tienen una parte importante de investigación, sin embargo, a menudo son clasificadas bajo otros instrumentos. Por ejemplo, un proyecto de cooperación interuniversitaria puede presentar un trabajo conjunto de investigación, del mismo modo, existen ayudas para investigadores que están clasificadas como asistencias técnicas  (instrumentos D01 o D02) y cuyo resultado será una investigación aunque no se especifique en el título como tal.

  • Para agregar los datos de investigación se han considerado tres variables: intervenciones nombradas en el título como tales (“Investigación:….”,) los instrumentos CAD bajo los que se clasifica la investigación son el H01- Sensibilización (para acciones vinculadas con investigación sobre educación para el desarrollo y sensibilización), y D02- Otras asistencias técnicas (para otro tipo de investigaciones); por último, en muchos sectores CAD existen CRS[8] específicos para investigación (aquellos cuyo código finaliza en 82). El resultado es que el 3,52% de los fondos CUD en 2015 se dirigen específicamente a investigaciones.
  • Los 10 países a los que más fondos para investigación se derivan acumulan el 81,43% de estos, y son: Cuba, El Salvador, Perú, Ecuador, Cabo Verde, Guinea Ecuatorial, Brasil, Colombia y Bolivia), otros destinos sin especificar (lo que corresponde a investigaciones realizadas en España). En su mayoría se trata de países de asociación de la cooperación española.
  • De hecho, el 73% de los fondos CUD dirigidos a investigación se dirigen a países de renta media (el 42,3% a países de renta media alta, y el 30,69% a países de renta media baja), como se puede observar en la tabla 6.
  • La Universitat  Politècnica de Valencia es la universidad que más fondos dedica a investigaciones, y éstas tienen un peso relativo del 25% del total de sus desembolsos.

 

En las tablas 14 y 15 vemos la distribución de los fondos de investigación.

2.2.7. Programas de voluntariado

EJEMPLO PROGRAMA DE VOLUNTARIADO: PROGRAMA PROPIO DE APOYO AL VOLUNTARIADO INTERNACIONAL EN COOPERACIÓN AL DESARROLLO

 

Con las acciones de voluntariado sucede algo similar a lo descrito ya con las investigaciones, que se integran dentro de otros instrumentos (como proyectos o asistencias técnicas) y solo son localizables como tales cuando forman parte de programas concretos de voluntariado internacional. A estos programas se destinaron algo más de 186 mil euros en 2015 (casi el 2% de la CUD).

  • En estos programas, la universidad asume los costes de la actividad voluntaria, y se diferencia de las becas de formación en PVD en que no implica un reconocimiento académico a través de ECTS.
  • Casi el 90% de los fondos dedicados a programas de voluntariado se destinaron a los siguientes 10 países: Perú, Bolivia, Colombia, Ecuador, Nicaragua, México, Marruecos, El Salvador y Guatemala y otros destinos sin especificar. Todos ellos países de asociación de la cooperación española. Además el 81% del total de los fondos CUD para voluntariado se destinaron a países de renta media y el 86%  a países de asociación (tabla 6).
  • Las universidades de Sevilla, Valencia y Las Palmas de Gran Canaria son las que más fondos dedican a estos programas.  Sevilla además es la que más esfuerzo relativo dedica a estos programas, el 21% del total de su ayuda en 2015, seguida por la Universitat de les Illes Balears con el 18%,

Ver tablas 16 y 17 de Programas de Voluntariado.

2.2.8. Postgrados en España y en países socios

La contabilización de estas intervenciones ha variado en los últimos años debido al cambio de criterio en la contabilización de los postgrados vinculados con el desarrollo llevados a cabo en España. También ha habido una disminución en los fondos destinados a postgrados en el país socio.

Postgrados

2013

2014

2015

Postgrados en España

705.100 €

150.569 €

95.018,69 €

Postgrados en País Socio

323.781 €

83.226 €

55.337,76€

  • El 100% de los postgrados en países socios se han desarrollado con países de renta media, y la práctica totalidad (el 96,4% de los fondos) en países de asociación.

  • Por centros, son tres universidades valencianas, Alicante, Miguel Hernández y Politècnica de Valencia, las que hacen un mayor esfuerzo económico en este instrumento como se puede observar en la tabla 18.

 Pinchando sobre el siguiente gráfico se puede ver la distribución geográfica de cada tipo de acción CUD.

Infrome 2015_Grafico Paises

 Volver arriba

2.3. Regiones

La distribución geográfica de la ayuda universitaria sigue pautas muy similares a años anteriores, aunque se incrementa el esfuerzo realizado con países de asociación de la cooperación española – denominación que reciben los países prioritarios en el IV Plan Director de la Cooperación Española-(del 35,39% del total de los fondos en 2014 al 40,87% en 2015). Al igual que en 2014, se trabaja en todos ellos, a excepción de Níger, aunque la actuación universitaria es inferior al 1% del total en Etiopía, Paraguay, Mali, Honduras, Palestina, Filipinas y Mauritania.

La distribución por regiones de la Ayuda al Desarrollo se hace con arreglo a la lista de países receptores del CAD[9].

Según se observa en la tabla 19, el grueso de la CUD (41,38%) se sigue destinando a Países en Vías de Desarrollo No Especificados, lo que supone 3.934.415€; de esta cantidad, casi el 97% se dedica a intervenciones llevadas a cabo en España, de los que los gastos administrativos suponen un 80%, la sensibilización el 14%, y acciones de formación e investigación en España, el 3%.

Le siguen las intervenciones realizadas en América del Sur (19% de los fondos para el desarrollo de las universidades), América del Norte Central y Caribe (15%), África Subsahariana (12%), Norte de África (5%), Asia (4%) y otras regiones con menos peso específico.   Se continúa con una tónica muy similar a la del año anterior en la distribución de la CUD por regiones. 

Del mismo modo, son los países de renta media a los que se dirige el 43,67% de los fondos CUD (un 26,79% a países de renta media alta, y un 16,89% a países de renta media baja). Con mucha menos representación están los Países Menos Adelantados (12,78%) y los de Renta Baja (0,42%).

Las universidades españolas cooperaron en 2015 con el desarrollo de 89 países y 6 regiones sin especificar (además de las intervenciones realizadas en España), aunque solo 19 de estos países superaron el 1% de la CUD en 2015; además estos 19 países acumularon el 44,21% de los fondos CUD de 2015. De hecho, solo los 10 primeros recibieron casi el 31% de la CUD en 2015, siendo todos ellos, menos Argentina, países de asociación de la cooperación española.

En el siguiente gráfico interactivo se ven los países que recibieron más del 1% de la CUD en 2015.

 

Informe 2015_Gráfico Países 1%

Tabla 20. Países a los que se destina más del 1% de la CUD en 2015

Al cruzar  la información de regiones objeto de acciones CUD con los instrumentos, se observa que en los países de América del Sur priman las becas de estudiantes de PVD en España, los proyectos y  los programas de becas de españoles en PVD, mientras que en América Central y Caribe el tipo de acción que más fondos  obtiene es el proyecto, seguido de las becas para estudiantes de PVD en España. En el caso de África Subsahariana es también el proyecto el principal instrumento CUD, seguido de las acciones de cooperación interuniversitaria. En el Norte de África, priman las becas para estudiantes de PVD en España.  La gran  mayoría de los fondos dedicados a países sin especificar se concentran  en gastos administrativos  y educación para el desarrollo (ver tabla 21).

Ilustración 7: Distribución de la CUD 2015 por instrumentos y regiones (en %)

Informe 2015_Gráfico Regiones y Tipos de Acción

Tabla 21. Distribución de la CUD por regiones y tipos de acción

Volver arriba

 

2.4. Sectores

Los sectores del CAD se organizan en tres niveles: sector CAD, sector CAD II y sector CRS

Los sectores CRS cuentan con cinco dígitos los cuales definen un sector característico o concreto. Los tres primeros dígitos marcan el sector CAD y los 2 últimos el subsector CRS específico.

Ejemplo:

Sector CAD 100- Infraestructuras, y servicios sociales básicos
Sector CAD II 140 – Abastecimiento de agua y saneamiento
Sector CRS 14031 – Abastecimiento básico de agua potable

 

Los Sectores CAD se dividen en dos grandes bloques

  1. Contribuciones distribuibles sectorialmente (Sectores CAD de 100 a 400): aquellas vinculadas a las áreas de educación, salud, salud sexual y reproductiva, abastecimiento de agua y saneamiento, gobierno y sociedad civil, otros servicios e infraestructuras sociales, Infraestructuras y servicios económicos, sectores productivos (agricultura, pesca) y multisectorial.

 

  1. Contribuciones no distribuibles sectorialmente (Sectores CAD de 500 a 900): ayuda en forma de suministro de bienes y ayuda general para programas, actividades relacionadas con la deuda, ayuda de emergencia, costes administrativos, ayuda a refugiados en nuestro país y, otras actividades sin especificar.

Un año más los sectores a los que más fondos se destinan a 910 - Costes administrativos (33%),  114 - Educación post-secundaria (23%) y  998 - sectores sin asignar/sin especificar  (7%), que corresponde a las intervenciones destinadas a la concienciación de una ciudadanía global sensible con el desarrollo.

Aparte de los gastos administrativos, de la educación postsecundaria y de la sensibilización, de los 42 sectores[10] CAD II, solo 13 de estos sectores recibieron más  más de un 1% de la CUD en 2015: 114 - Educación postsecundaria (22,99%), Salud general (5,72%),  430 - Otros multisectorial (aquí se clasifican las becas para españoles en PVD que no se clasifican en un sector concreto) (5,65%), 311 – Agricultura (4,87%), 410 - Protección general del medio ambiente (2,83%), 160 - Otros servicios e Infraestructuras Sociales (2,20%),  140 - Abastecimiento de agua y saneamiento (1,86%),  231 - Generación de energía, distribución y eficiencia, general  (1,84%), 111 - Educación, nivel no especificado (1,81%),  151 - Gobierno y Sociedad Civil, general (1,74%), 122 - Salud básica (1,71%),  112 - Educación básica (1,40%),  232 - Generación de energía, fuentes renovable (1,31%).

Como se puede ver, más del 40% de los fondos CUD se destinan a Servicios Sociales Básicos (Sector CAD 100), especialmente a educación, y en segundo lugar, salud.

Por otra parte, se puede observar que los sectores de cooperación propiamente dichos ocupan un 59% de los fondos CUD en 2015, un 33% los gastos administrativos, 7% la sensibilización, y tan solo un 1%, la ayuda humanitaria y de emergencia (tabla 22. Distribución de la CUD 2015 por Sectores CAD). 

Informe 2015- Sectores CAD

Para evaluar el peso de la educación en la CUD, se deben sumar las cantidades clasificadas bajo los sectores CAD II correspondientes a distintos niveles educativos (111, 112, 113 y 114), con los sectores CRS clasificados con las terminaciones 81 (educación profesional y superior en un sector determinado) y 82 (investigación en un sector determinado). Haciendo esto se observa que más del 44% de los fondos CUD se destinaron en 2015 a actividades relacionadas directamente con la investigación o la formación, como se puede ver en la tabla 23. Distribución de la CUD 2015 por Sectores CAD de investigación y educación.

Cruzando estos datos con los de los tipos de acción CUD, se puede observar que en los sectores vinculados a educación e investigación se concentran los tipos de acción más característicos de la CUD. En la tabla 24, se observa que casi el 43% de los fondos CUD orientados a educación, se desarrollaron como becas para estudiantes de PVD, el 20% para proyectos y el 14% para proyectos de cooperación interuniversitaria.

Volver arriba

 2.5. Orientaciones por marcadores

Por último, los marcadores de la ayuda [11] no son campos de obligada cumplimentación, y hay diferencias en su grado de cumplimentación en función del marcador. Así, en 2015, todos los marcadores de Río (Biodiversidad, Mitigación, Desertificación y Adaptación) fueron cumplimentados en el 60% de las intervenciones, mientras que el resto (Género, Medioambiente, Gobernabilidad, Pueblos indígenas, Comercio, Migración y Codesarrollo y Salud Sexual y Reproductiva) el nivel de cumplimentación se eleva al 97% de las intervenciones (tabla  25. Distribución de la ayuda 2015 por marcadores).

Si se toman como referencia las cantidades desembolsadas en cada marcador, vemos que Medioambiente, Gobernabilidad y Género son los marcadores que más se han señalado como principal o significativo. En esta tabla no se han tomado en consideración las intervenciones realizadas en España (PVD NE) vinculadas a sensibilización y gastos administrativos.

Haciendo una desagregación de estos datos por región geográfica, se constata que en América del Sur priman las intervenciones orientadas al medioambiente, al género y a la gobernabilidad; en América del Norte, Central y Caribe, se incluye el comercio entre las principales orientaciones. En África Subsahariana tiene más peso el género que el medioambiente, siendo ambas las orientaciones principales, al igual que en el Norte de África (tabla 26. Distribución de la ayuda 2015  por regiones y marcadores).


CONCLUSIONES

  • Los desembolsos CUD descienden ligeramente en 2015, un 0,06%, y se mantienen dentro de la tendencia de retraimiento moderado de los últimos años. LA CUD supone un 0,57% del total de la ayuda al desarrollo española y un 1,52% de la ayuda bilateral.
  • El uso de instrumentos CAD más vinculados a cooperación técnica se consolida, destacando las asistencias técnicas (proyectos y personal del país donante) y los programas de becas, tanto de estudiantes de países de desarrollo en España como de estudiantes españoles en países en desarrollo. El esfuerzo económico en acciones de EpD e investigación es sustancialmente menor.
  • La CUD presenta una importante concentración geográfica (especialmente en países de renta media -44% de la CUD en 2016- y países de asociación de la cooperación española – 35% de la CUD en 2016) y sectorial (servicios sociales básicos y específicamente educación – 40% de la CUD en 2016).
  • Esta concentración está alineada con al menos dos de las prioridades de España en la Agenda 2030, erradicación de la pobreza y disminución de la desigualdad, desde un enfoque de derechos y de equidad y papel clave de los países de rentas medias.
  • Resulta interesante observar que hay una tendencia a la concentración de instrumentos CUD en determinadas regiones. Así, el América del Sur el tipo de acción CUD en el que más esfuerzo económico se realizó en 2015 fueron las becas de formación o investigación para estudiantes de PVD en España (8% del total de los desembolsos CUD); en América del Norte Central y Caribe y en África Subsahariana priman los proyectos (6% del total de la CUD en cada una de las regiones). En otras regiones con menos presencia en la CUD (Norte de África, Asia, Europa u Oriente Medio) también se imponen las becas para estudiantes de terceros países en España. Las becas para españoles en PVD se concentran principalmente en el continente americano.

 

Volver arriba

[1] La entidad canalizadora es la primera entidad u organización que recibe los fondos, sea ella u otra entidad socia quien realice luego el proyecto o el programa
[2] En el IV Plan Director de la Cooperación Española, se establece que España concentrará la acción de su cooperación en 23 Países de Asociación repartidos entre América Latina, Norte de África y Oriente Medio y el África Subsahariana. Son los siguientes: Bolivia, Colombia, Cuba, Ecuador, El Salvador, Etiopía, Filipinas, Guatemala, Guinea Ecuatorial, Haití, Honduras, Malí, Marruecos, Mauritania, Mozambique, Nicaragua, Níger, Palestina, Paraguay, Perú, Población Saharaui, República Dominicana y Senegal.
[3] La ayuda oficial al desarrollo se define como las corrientes dirigidas a países receptores del CAD y a organizaciones multilaterales de desarrollo que es proporcionada por organismos oficiales de los países miembros de la OCDE; en este grupo entran todas las instituciones públicas de un país, entre ellas las universidades públicas. Desde hace algunos años, el MAEC solicita también información de flujos no oficiales, provenientes de entidades privadas, entre ellas, las universidades privadas.
[4] Nº de Intervenciones: Nº de acciones reportadas por la universidad en la encuesta
[5] El Comité de Ayuda al Desarrollo de la OCDE establece una serie de clasificaciones para perfilar la distribución de la ayuda. Estas clasificaciones tienen que ver con la canalización, el tipo de ayuda, los instrumentos, los sectores a los que se dirige la ayuda, el nivel de renta de los países, etc.
[6] Ayuda Bilateral: Ayuda canalizada directamente hacia los países receptores. Ayuda Multilateral: La Ayuda Oficial para Desarrollo (AOD) que se destina a Organismos Multilaterales de Desarrollo (OMUDES) en forma de contribuciones generales a su presupuesto sean estas obligatorias o voluntarias. Ayuda Multibilateral: Se considera ayuda multibilateral a los flujos de ayuda que las administraciones oficiales del país donante entregan a un organismo multilateral de desarrollo (OMUDES, como por ejemplo programas u organizaciones de Naciones Unidas), especificando previamente el destino y/o el sector/programa a que se van a dedicar los fondos.
[7] Ver pg 12 del Documento Consenso sobre el reporte de la AOD de las universidades. Revisión 2016
[8] CRS: Creditors Reporting System es la clasificación sectorial de la ayuda que establece el Comité de Ayuda al Desarrollo de la OCDE
[9] http://www.oecd.org/dac/stats/documentupload/DAC%20List%20of%20ODA%20Recipients%202014%20final.pdf
[10] http://www.ocud.es/es/files/doc856/camposencuesta2016.xlsx
[11] La información que proporcionan los marcadores es descriptiva y tienen la función de identificar aspectos adicionales y orientaciones hacia os Objetivos de Desarrollo del Milenio no recogidos en el sector CRS (Creditors Report System) asignado como principal a la acción. Tanto marcadores como CRS son clasificaciones establecidas por el Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD) de la OCDE. La recopilación de datos sobre los marcadores de la orientación de la ayuda se basa en su mayoría en un sistema de índices con tres valores: Principal (primario), Significativo (secundario) y No orientado. Las acciones se pueden clasificar en función de once marcadores: Igualdad de Género,   Medio Ambiente, Diversidad Biológica (Río 1), Cambio Climático- Mitigación (Río 2), Cambio Climático- Adaptación (Río 3), Desertificación (Río 4), Desarrollo Participativo y Buen Gobierno,  Salud Sexual y Reproducción y, Salud Infantil, Diversidad Cultural / Pueblos Indígenas, Comercio y Desarrollo y Migración y Desarrollo (Codesarrollo)

Fecha de publicación
2 de marzo de 2017

Entidad responsable

Otra entidad


MÁS INFORMACIÓN


DOCUMENTOS RELACIONADOS