Logo Observatorio CUD
  • ES
  • · En
Logo Observatorio CUD
Observatorio de la Cooperación Universitaria al Desarrollo

Experiencia ODS 4. EDUCACIÓN: Sensibilización entre pares en centros de secundaria en Nigeria sobre la trata de menores nigerianas con fines de explotación sexual (UPO)

El objeto de esta experiencia fue conocer los recursos para la atención socio-sanitaria de mujeres migrantes del África subsahariana vinculadas a redes de trata con fines de explotación sexual tanto en Marruecos como en Andalucía, Ceuta y Melilla.

Inmaculada Antolínez Domínguez

Esperanza Jorge Barbuzano

Nuria Cordero Ramos

La experiencia que presentamos se enmarca en un proyecto de investigación de la Universidad Pablo de Olavide (Sevilla) financiado por la Agencia Andaluza para la Cooperación Internacional al Desarrollo desde 2014 a 2017 y tiene como título “Trata de personas, salud integral y cuidados: mujeres transfronterizas en tránsito de Marruecos hacia Andalucía”. Sus objetivos se basaban en conocer los recursos para la atención socio-sanitaria de mujeres migrantes del África subsahariana vinculadas a redes de trata con fines de explotación sexual tanto en Marruecos como en Andalucía, Ceuta y Melilla. Por otro lado, conocer sus necesidades y demandas así como sus propias fortalezas. Fortalezas que son, precisamente, las que les han permitido a muchas de ellas llegar vivas hasta el Estado español. La metodología que seguimos se centró en la realización de entrevistas a técnicos/as de entidades que las atienden así como en la elaboración de talleres con las mujeres a partir de herramientas creativas como el dibujo, la expresión corporal o el uso de la fotografía y el vídeo.

En la trata de seres humanos con fines de explotación sexual el 95% de víctimas o posibles víctimas son mujeres y niñas (Eurostat, 2015). Entre las nacionalidades mayoritarias de mujeres subsaharianas que nos estábamos encontrando en el trabajo podíamos comprobar el número elevado de mujeres nigerianas. Aunque éste es siempre un fenómeno difícil de cuantificar, siguiendo datos de la UNODC (2014), la nigeriana es la tercera nacionalidad en importancia por detrás de Rumania y Paraguay en los años 2011-2013 y, según datos de Eurostat (2015), a nivel europeo es la primera nacionalidad de mujeres de procedencia no europea.

Por otro lado, en muchos casos aparecía la duda sobre las edades de las jóvenes, afirmando muchas de ellas su mayoría de edad aunque con sospechas por parte de las organizaciones que las atendían como nuestras de que dicha chica fuera menor. Según el último Informe de la situación de la trata de seres humanos del CITCO (2014), en las inspecciones realizadas en el Estado español se puso de manifiesto una disminución de la edad de las mujeres en riesgo, ya que la mayoría se encontraban en la franja de edad que abarca de los 23 a los 32 años, habiendo detectado también 6 menores de edad. Respecto al tema de los y las menores, en el período de 2010-2012, representaban el 19% de las víctimas, la mayor parte de entre 12 y 18 años (17%). Según la UNODC (2014), el porcentaje de niñas detectadas en 2011 a nivel global fue del 21% y de menores varones del 12%. Sin embargo, podemos presuponer que estos datos representen tan sólo la cara visible de una gran parte que puede seguir quedando invisibilizada.

Estas primeras observaciones, nos hicieron prestar especial atención a la realidad de uno de los países de origen más importantes, Nigeria, y concretamente de una de las zonas de mayor envío de chicas, Benin City en el Estado de Edo.

Ilustración 1. Mapa de Nigeria
Ilustración 1. Mapa de Nigeria


Siguiendo datos de UNICEF (2012), los y las menores en Nigeria se encuentran en una situación de extrema vulnerabilidad encontrando un 29% de niños/as que trabajan; un 39% de jóvenes que contrajeron matrimonio antes de los 18 años; un número elevadísimo de orfandad de ambos progenitores que ronda los 2 millones y un 30 % de niñas que han sufrido la mutilación genital femenina. Además, a esta situación hay que añadir el alto porcentaje de menores que viven en las calles de las grandes ciudades acusados/as de brujería y expulsados/as por sus familiares o que huyen para evitar situaciones de violencia. Y es que la violencia intra-familiar, los abusos sexuales o las agresiones contra niñas y mujeres son un problema muy grave en el contexto nigeriano así como la gran desigualdad de género y la desvalorización que sufren las mujeres (Women’s Link, 2014).

Todo ello, además, lo encontramos unido a unas paradójicas condiciones económicas en las que el primer país productor de petróleo de África ocupa el lugar 152 en el Índice de Desarrollo Humano, tiene un 64% de personas que viven con menos de un dólar al día, más de tres millones con VIH/SIDA y en torno a un 40% de población analfabeta.

Esta situación es el punto de partida para que en regiones como las del Estado de Edo la trata de se haya convertido en un problema endémico que afecta, especialmente, cada vez más a niñas y jóvenes favoreciendo, y siendo favorecido a su vez, por el abandono escolar temprano. Tal y como nos relataba una directora de escuela secundaria en la ciudad de Calabar, Nigeria:

“Una persona que ha recibido educación, razona, reflexiona, no se traga sin pensar aquellas mentiras que les cuentan a aquellos/as que no han recibido educación (…) Así que, la educación tiene mucho que decir en todo esto” (E-Directora escuela. Julio 2015).

La educación, y concretamente, la educación entre pares o entre iguales fue la propuesta que nos lanzó una mujer nigeriana que estábamos entrevistando en Casablanca, Marruecos. Le preguntamos qué creía ella que era importante hacer en Nigeria para sensibilizar sobre el fenómeno de la trata. Ella nos respondió:

“Contad todo esto allá. Que las chicas sepan lo que es el camino, las dificultades, el sufrimiento que se vive en Marruecos”.

En el marco de nuestro proyecto estábamos elaborando un vídeo-documental sobre la trata de mujeres nigerianas y decidimos que una parte de ese vídeo podría ser precisamente los testimonios de aquellas jóvenes y mujeres que voluntariamente quisieran contarle a las chicas en Nigeria lo que había sido su experiencia. En nuestro plan de trabajo contemplábamos un viaje a Nigeria así que tratamos de tenerlo listo para julio de 2015. Entre los talleres que hacíamos con las mujeres, pudimos recoger 13 testimonios grabados directamente a cámara, salvaguardando el anonimato siempre que nos lo pedían. El resultado fue un vídeo de casi 13 minutos titulado: “Migrant women from Nigeria to Europe”.

 Imágenes 2 a 6

En Nigeria, nuestra contraparte era una organización local de la ciudad de Calabar - African Child Foundation- que trabajaba en la sensibilización sobre la trata con menores además de la intervención familiar con niños y niñas de la calle.  Calabar es una ciudad donde la trata, en este caso interna, es también una realidad endémica como en Benin City, donde es internacional. Gracias a ellos pudimos acceder a cuatro centros públicos de secundaria en la ciudad de Calabar donde estudiaban jóvenes de entre 13 y 17 años de edad. Todos eran centros mixtos menos uno de ellos que era sólo femenino. El vídeo fue proyectado en 3 de dichos centros educativos dando un espacio posterior para hacer preguntas y generar debate.

UPO_Nigeria_Combo 7-9

Menores haciendo comentarios:

UPO_Nigeria_Combo 10-12

 Todos los comentarios y preguntas fueron recogidos y sistematizados siendo los  temas que más les preocupaban los que aparecen recogidos en la tabla 1.

 Tabla 1. Temas recurrentes en los comentarios en las escuelas 

ESCUELA

- TEMAS

AKIM
Nacionalidad de las jóvenes víctimas
Posibilidad y ayudas para el retorno
Pobreza, falta de cuidado parental y falta de educación
Responsabilidad de gobiernos nigerianos y europeos
Experiencias propias de compañeras tratada 
BIG QUA
Condiciones de forzamiento en Europa
Rol de padres y madres
Propuestas para parar el problema: seminarios de conciencia
Derechos para la protección de personas migrantes en Europa
Trabajo de las ONGs en Europa y Nigeria
Desigualdad de género
Posibilidades de retorno
BLOSSOM
Responsabilidad de gobiernos nigerianos y europeos
Responsabilidad de Europa en la migración en condiciones de esclavitud
Persecución de tratantes
Rol de padres y madres
Posibilidad de retorno

De entre las valoraciones que hicieron estas y estos jóvenes destacamos varios elementos que consideremos de importancia para la consecución del Objetivo de Desarrollo Sostenible 4: “Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos”, concretamente, para la eliminación de las disparidades de género en la educación en 2030 y garantizar el acceso en condiciones de igualdad de las personas vulnerables, incluidos los niños y niñas en situaciones de vulnerabilidad, a todos los niveles de la enseñanza y la formación profesional.

En primer lugar, la toma de conciencia por parte de todos los actores educativos, asociaciones civiles y administración pública, de la especial vulnerabilidad en la que se encuentran las niñas y los niños en el contexto de un país, Nigeria, y unas regiones (Estado de Edo y Cross River) especialmente afectadas por la trata de seres humanos. La franja de edad que los y las tratantes prefieren para la captación es precisamente aquella en la que se cursan los estudios de secundaria pues ya comienza a suponer un costo económico y, por tanto, favorece el abandono escolar y la mayor exposición a ser víctima de trata.

En segundo lugar, esta vulnerabilidad es mayor para las niñas que para los niños. Sin negar que éstos también con susceptibles de captación, sobre todo para la trata laboral, en el caso de la explotación sexual siguen siendo ellas el objetivo prioritario para las redes de trata. Y lo son, porque como reconocía esta tratante, el propio proceso educativo y de socialización las coloca en una posición de sumisión y obediencia con respecto a los miembros de género masculino en su familia:

Yo ayudo a viajar a chicas que tienen entre 16 y 21 años. Ellas deben ser hermosas y delgadas… Las chicas son vendibles y mercadeables allí mejor que los chicos. Es por eso que prefiero ayudarlas en el viaje. Las chicas además tienen la mente más simple que los chicos en términos de voluntad para devolver la deuda” (Ehiosu, 26 años. Tratante mujer en zona rural. Encuesta GPI, 2002).

Por último, consideramos que la transformación de las condiciones de desigualdad económica y social en las que se encuentran la mayor parte de la población en Nigeria, requiere de acciones de cambio estructural tanto a nivel nacional como, sobre todo, internacional ya que son múltiples las empresas transnacionales que se siguen aprovechando de la explotación petrolífera del país y del lucro que ello supone.

Esta realidad es la que está empujando a multitud de niñas y jóvenes a migrar con la ayuda de las redes de trata. Consideramos que, con iniciativas como las que aquí hemos narrado, podemos colocar pequeños peldaños para que las niñas y jóvenes puedan al menos tener acceso a mayor información y pensamiento crítico sobre qué significa migrar y qué es la trata.  El hecho de que hayan sido mujeres y jóvenes como ellas y no mujeres blancas europeas las que les narran las vicisitudes del camino y de la situación en destino ha sido clave para que el mensaje haya sido legitimado por ellas y, por tanto, recibido de forma exitosa hasta tal punto que ha favorecido la propuesta de iniciativas de acción en el propio contexto de origen. Tal y como relataba esta alumna:

Deberíamos hacer un seminario para ellas. Nosotras, las generaciones más jóvenes, también nos podemos ver expuestas a esto. Por eso, creo que podríamos hacer un seminario para crear conciencia. En Marruecos, en otros países y aquí en el nuestro… sobre estos problemas. Y pararlo” (Comentario alumna escuela Big Qua. Julio 2015)

Sin ser una llave mágica, defendemos la sensibilización entre pares como una herramienta eficaz en la acción social sobre este fenómeno complejo y transnacional como es la trata de seres humanos desde África hacia Europa. Sobre todo, para poder conseguir que, en un futuro, no se sigan dando las tasas de abandono escolar en las etapas de primaria y sobre todo secundaria en muchos países africanos bajo la falsa promesa de un trabajo o unos estudios fuera de sus redes familiares y de apoyo.


 

BIBLIOGRAFÍA

EUROSTAT (2015) Trafficking in Human Beings. Luxemburg. Publications Office of the European Union.

UNICEF (2012). Child INFO: Monitoring the situation of children and women. Disponible en: http://www.childinfo.org/ (Consultado 5 de Febrero de 2016)

UNODC (2014) Global Report in Trafficking in Persons. Nueva York. United Nations.

Women’s Link Worldwide (2014) La trata de mujeres y niñas nigerianas: esclavitud entre fronteras y prejuicios. Disponible en: http://www2.womenslinkworldwide.org/wlw/new.php?modo=detalle_proyectos&dc=72 (Consultado, 10 octubre 2016)

 


Fecha de publicación
13 de febrero de 2017

Entidad responsable

  • Universidad Pablo de Olavide (UPO)
  • Dirección:

    Área de Relaciones Internacionales y Cooperación UPO
    Ctra. Utrera Km. 1
    41013 Sevilla

    Teléfono:

    +34 954 349070 / 9229

    Fax:

    +34 954349304

    Email:

    cooperac@upo.es

    Web:

    http://www.upo.es/aric/

    Normativa:

    http://www.upo.es/aric/area/Normativa/bupo_n0003.pdf#page=32

    Localización geográfica:

    Andalucía


  • UPO_Nigeria_img12
  • Upo 320x180
  • Ods4
© OCUD  Plaza de las Cortes, 2, 7ª Planta. 28014 - Madrid +34 91 369 76 64 ocud@crue.org

Promovido por

Logo CRUE
Logo Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación